Look “casual” para el trabajo

El look “casual”, se rige por dos simples premisas: simpleza y clase. Efectivamente, estos dos términos pueden conjugarse tranquilamente, y no hay necesidad de sacrificar uno de ellos para mantener el otro. Sin embargo, a diferencia de los que muchas piensan, el look “casual”, no significa licencia para el desaliño, o para concurrir al trabajo con aspecto descuidado. Por el contrario, de lo que se trata, es de encontrar su propio estilo, manteniendo siempre la simplicidad y la elegancia. En definitiva, se trata de mantener todo cuidadosamente en orden… aunque no lo parezca.

Algunas prendas básicas que usted no puede obviar, son las camisas blancas, los pantalones lisos, los suéters, las polleras, y sus respectivos accesorios. Por supuesto, también se puede agregar color utilizando bufandas, accesorios para el pelo, y diferentes aros. En un principio, comience utilizando algunas de las prendas básicas y compleméntelas según ese estilo. Un clásico favorito de las mujeres es el conjunto de suéter con pollera, vaqueros o pantalones de vestir. Esto se puede encontrar en la mayoría de los shoppings y catálogos de ropa. Sólo debe estar atenta a que los colores se complementen.

Al renovar su guardarropa, recuerde comprar siempre prendas que combinen con las que usted ya tiene en su armario. De esta forma, tendrá mayor flexibilidad para elegir diferentes combinaciones.

Avatar
Acerca del Autor