Mexicana de 100 años se hace ciudadana

La mexicana María Soledad Sarabia Lagareta finalmente se naturalizó ciudadana estadounidense, tras cumplir los 100 años de edad. La anciana, que llegó a Estados Unidos cuando tenía 21 años, prestó el juramento de fidelidad ante un juez federal y automáticamente obtuvo la ciudadanía.

"Me siento muy bien", dijo en español Lagareta ayudada por su hijo Roland Lagareta, de 61 años, que sirvió de intérprete.

Con un vestido amarillo y un lazo del mismo color prendido en un sombrero blanco, Lagareta indicó el miércoles que su decisión de naturalizarse se debió a haber residido en Estados Unidos la mayor parte de su vida.

La nueva ciudadana ansía votar y participar en la vida política de su nuevo país, agregó otro de sus hijos, Bruce Lagareta, de 59 años.

Lagareta, nacida el 25 de marzo de 1906, en Mazatlán, en la costa occidental mexicana, fue la segunda de tres hijas.

Al morir su padre en 1918 en una pandemia de gripe, quedó huérfana y Lagareta emigró a Los Angeles para vivir con la familia de una tía. Tenía a la sazón 21 años.

Se hizo costurera, se casó, tuvo dos hijos y enviudó en 1962. En 1976 se trasladó a Hawai, siete años después de hacerlo sus dos hijos.

Roland y Bruce Lagareta, nacidos en Estados Unidos, reconocieron que su madre no entretuvo la idea de naturalizarse hasta hace 10 años.

El Servicio de Inmigración y Naturalización de Estados Unidos aprobó el martes su petición, unas semanas después que Roland Lagareta le ayudara a rellenar y presentar una solicitud de 12 páginas.

La centenaria dijo en español a los periodistas que su larga vida se debe a que nunca fumó ni bebió. Agregó que su mejor recuerdo de vivir en Estados Unidos fue haber emigrado de México.

Avatar
Acerca del Autor