Minuteman amplía mensaje antiinmigrante

DOUGLAS, Arizona - El Proyecto Minuteman pasó de ser en el último año un grupo de rancheros armados que tomaba la ley en sus manos en el desierto de Arizona a convertirse en un símbolo nacional del sentimiento antiinmigrante en Estados Unidos.

Minuteman acaparó la atención nacional cuando anunció su primer operativo en abril de 2005 que buscaba reunir miles de voluntarios armados que patrullaran la frontera con México, y arrestarán a los inmigrantes indocumentados que encontraran.

El anuncio desató protestas de activistas y grupos defensores de los inmigrantes, y la atención de los medios de comunicación que se dieron cita en el pueblo de Tombstone (Arizona), en ese entonces desconocido para muchos, para cubrir la anunciada "cacería" de indocumentados.

El grupo, cuyo nombre proviene de una milicia rural fundada para proteger las colonias durante la Guerra de Independencia en 1776, sólo reunió algunas decenas de voluntarios y no tuvieron ningún tipo de enfrentamiento con los inmigrantes indocumentados.

Al final del primer operativo, representantes del proyecto Minuteman aseguraron haber logrado su objetivo, que era llamar la atención nacional al problema de la inmigración indocumentada y enfatizar el fracaso del Gobierno federal para enfrentarlo.

El creador intelectual del proyecto, Jim Gilchrist, fue un contador jubilado de Orange County, California, que se dedicó a reclutar adeptos por medio de una página en internet.

Su mensaje encontró suelo fértil en Arizona, donde en la última década ha aumentado el descontento entre los dueños de ranchos en las comunidades fronterizas, quienes se quejan que los indocumentados crucen por sus tierras, robando agua, alimentos y destruyendo cercas.

Avatar
Acerca del Autor