Los Sucesos No Aminoran Las Exigencias

Para los principales directivos del futbol mexicano, el suceso en el terreno de juego no significa pedir menos sino exigir más. A pesar del Oro Olímpico, del par de títulos mundiales en categorías menores y de la clasificación temprana del Tri Mayor al Hexagonal Final de CONCACAF, la Federación Mexicana de Futbol se mantendrá exigente con todas sus Selecciones. Eso es lo que se desprende de las palabras del Presidente del organismo, Justino Compeán, el que aseguró que no bajan la guardia y mantendrán el énfasis en el desarrollo del futbol juvenil, por lo que en su administración han triplicado la cantidad de giras y partidos internacionales que realizan equipos menores. El directivo explicaba que "Somos muy exigentes con nosotros mismos y vamos a seguir siendo exigentes. No hemos bajado la guardia para nada en el apoyo a las menores, a las giras”, así lo expresó durante la presentación de la Copa Coca-Cola en el Centro de Alto Rendimiento. "Lo que sí puedo decir es que hemos mantenido el mismo Cuerpo Técnico, en las buenas y en las malas y lo demostramos con Luis Fernando," continuaba Compeán.
Sin embargo el dirigente evitó hacer un balance del paso perfecto del Tri Mayor en partidos oficiales desde que lo dirige José Manuel de la Torre pues recordó que podrá hacer un análisis hasta después del Mundial porque ese es el objetivo principal de todo este proceso.
"Tengo fija la mente en Brasil 2014, antes en la Copa Confederaciones que va a ser importantísimo para sentir ese pulso de lo que va a ser Brasil y aquí estoy absolutamente confiado. Lo que sí puedo decir es que hemos mantenido el mismo Cuerpo Técnico, en las buenas y en las malas y lo demostramos con Tena.” El federativo también explicó que esos éxitos han sido posibles gracias a la seriedad que los clubes le han dado a los torneos de menores y al superávit económico que permiten los patrocinadores, con lo cual apoyan por igual a Selecciones menores y femeniles, aunque aceptó que hoy todavía es difícil imaginar una Liga profesional de mujeres. "Hemos aumentado el monto de los ingresos y esos ingresos se convierten en poder facilitar todo el programa de Selecciones Nacionales", mencionó. Además ha aclarado que "El superávit que queda de esos ingresos que tenemos de los patrocinadores, que hay un superávit muy interesante, se le regresa a los clubes perfectamente etiquetado para que nada más se pueda destinar al apoyo de las Fuerzas Básicas".
Por ello, el directivo mexicano mencionó que ya no hay necesidad de imponer reglas como la 20/11 para obligar el debut de menores, pues los clubes ya lo hacen sin tener la obligación. Sea como fuere la idea de que el obtener suceso se traduce en la necesidad de mantener un alto nivel competitivo es cierto y se basa en un modelo de desarrollo aplicado en países reconocidamente ganadores. Pero el caso mexicano se complica con una realidad en la que los intereses de los dueños del negocio no siempre coinciden con aspiraciones deportivas. A menudo todo suena bien al oído pero el ponerlo en práctica es el obstáculo mayor, los equipos mexicanos de futbol, a nivel selecciones y clubes han logrado metas notables y en este minuto parece pertinente el preguntarse hacia donde se quiere ir en el futuro.
Los combinados nacionales mexicanos se desempeñan a un alto nivel sin duda, pero el prestigio y el reconocimiento siempre llegara más fácilmente a otras naciones con mejor prestigio internacional, el identificar porque eso ocurre tiene que ser la prioridad para el futbol mexicano.

Avatar
Acerca del Autor
Comentarios de temas relacionados con el fútbol en particular y el deporte en general para distintos medios de Chile y los Estados Unidos.