Inmigración subió precio de apelaciones

El trámite cuesta $385 a partir de hoy

WASHINGTON- La apelación a fallos que emite el servicio de inmigración cuesta más a partir del miércoles. El departamento de Seguridad Nacional (DHS) anunció un incremento de 350 por ciento, decisión que afectará a miles de inmigrantes que luchan por regularizar su estadía en Estados Unidos.

Cualquier persona que apele un fallo "debe pagar un honorario de 385 dólares", dijo la Oficina de Ciudadanía y Servicios de Inmigración (USCIS). La ley federal autoriza a la USCIS revisar y adoptar decisiones para recuperar los costos en cualquier tipo de trámite que la agencia ejecute.

La tarifa fue anunciada el 29 de agosto en el Registro Federal (Diario Oficial del gobierno estadounidense).

El alza afectará el precio de las mociones de reapertura, de reconsideración y las apelaciones.

La USCIS detalló que originalmente el alza iba a entrar en vigor en noviembre de 2004 después de un período de consulta pública en el cual recibió 14 recomendaciones. "Cada comentario fue considerado cuidadosamente antes de preparar el reglamento final", aseguró.

"Significa que se le va a hacer más difícil al inmigrante obtener justicia", comentó el abogado Luis Salgado, en Washington. "Muchos extranjeros que reciben fallos adversos no tienen recursos para pagar una apelación o solicitar que reabran su caso; el precio es muy alto", puntualizó.

Salgado dijo que los "más afectados por el incremento serán los inmigrantes pobres o indigentes".

El letrado mencionó que en los 21 años de ejercicio "de mi profesión nunca he visto una relación entre aumento de precio y mejora de servicios; algunos casos tardan dos o tres años en ser resueltos".

"Si toman ese dinero (la USCIS) para agilizar los procesos", dijo, "sería fantástico".

Uno de los trámites que resulta afectado por el alza es la Moción de Reapertura, "que se presenta cuando se logran reunir pruebas o evidencias para cambiar una decisión tomada", explicó Salgado. Otro trámite frecuente en una Corte de Apelaciones es la Moción de Reconsideración.

El abogado Jorge Rivera, en Miami, dijo que "este paso se da cuando se logra explicar a las autoridades de inmigración que existió un error legal durante un proceso que culminó con una negativa".

En estos dos casos no se presenta un formulario específico. "Se inicia el proceso de manera administrativa y el servicio de inmigración le asigna un nombre y un número", dijo Rivera.

En cuando a la Moción de Apelación, Salgado señaló que ésta "se somete por medio del Formulario I-290B", documento que se entrega a la oficina donde se tomó la decisión "y ellos la trasladan a la Oficina Administrativa de Apelaciones del servicio de inmigración".

Avatar
Acerca del Autor