Se intensifica violencia en Irak

BAGDAD, Irak, - Más de veinte iraquíes murieron y decenas más resultaron heridos en una nueva jornada de violencia en el país, el mismo día en que 42 chiítas fueron secuestrados por desconocidos al norte de la capital.

El atentado más grave se produjo esta tarde en Bagdad, donde quince personas, entre ellas cuatro niños y dos mujeres, murieron y diecinueve más resultaron heridas por la explosión de un coche bomba al paso de la caravana de vehículos que celebraba una boda en un distrito del norte de la capital, informaron a fuentes médicas.

Fuentes del Ministerio de Interior detallaron que el coche estaba estacionado en una calle menor en el barrio de Ur, y explotó cuando los coches de la caravana de la boda entraban en el lugar.

También en Bagdad, un grupo de desconocidos irrumpió en una vivienda en el barrio de Al Dora, en el sur de la capital, y mataron a tiros a tres miembros -padre, madre e hijo- de una misma familia, informaron fuentes policiales.

Esta mañana, tres personas murieron y otras diez resultaron heridas al explotar un coche bomba cerca de un restaurante en Bagdad, informaron fuentes policiales.

Además, un policía murió y otros tres resultaron heridos por la explosión de un artefacto al paso de la patrulla en la que viajaban, según la misma fuente.

Por otra parte, tres personas murieron y dos niñas resultaron heridas en bombardeos aéreos estadounidenses contra la ciudad de Ramadi, capital de la convulsa provincia de Al Anbar, en el oeste de Irak.

Según fuentes médicas y testigos, las tropas estadounidenses libraron enfrentamientos con insurgentes en varios barrios en el centro de Ramadi, que fueron bombardeados posteriormente. La fuente explicó que un grupo de hombres armados establecieron un puesto de control falso en esa zona, donde detuvieron dieciséis mini-buses en los que viajaba un grupo de personas de las citadas localidades, entre ellas algunas figuras locales.

Los hombres armados hicieron descender a los viajeros y se los llevaron a un lugar desconocido, añadieron. Los secuestrados se encontraban de camino a Bagdad, donde iban a participar en una reunión con el primer ministro, Nuri al Maliki, agregaron, aunque no pudieron mencionar el motivo de la entrevista.

Además, las fuerzas de seguridad iraquíes encontraron, en las últimas 24 horas, 64 cadáveres en distintas partes de Irak, especialmente en las provincias de Bagdad, Al Anbar y Diyala, dijeron a Efe fuentes médicas y policiales.

Avatar
Acerca del Autor